Yo de blanco. Carmen Halffter
No Comments

Dos vestidos de madrina

Vestido de madrina naranja

Las madrinas de las bodas en España tienen un protagonismo más destacado que en la mayoría de los países de nuestro entorno. La tradición religiosa coloca en el altar al padrino que ha llevado a la novia al altar y a la madrina que ha hecho lo propio con el novio. Y esto ha hecho que la estética del matrimonio civil se contagie de esta vieja tradición hasta el punto de denominar padrinos a los que en las bodas civiles serían realmente los testigos.

Pero a nosotros nos da igual, el hecho es que testigo o madrina, la madre del novio entrega a su hijo en matrimonio y ese día quiere estar espléndida, adecuada, favorecida, correcta.

Siempre pedimos a la madrina que se informe escuetamente acerca del estilo de vestido de novia que ha elegido su futura nuera. Si la novia lleva el cuerpo de encaje, no es la madrina precisamente la que debe presentarse igualmente con un vestido de encaje, con la enorme cantidad de posibilidades que existen.

También preguntamos a la madrina si se trata de una ceremonia religiosa o civil, y si se va a escoger llevar peineta con mantilla en el caso de boda religiosa. Dependiendo de esta elección aconsejaremos un estilo u otro.

Nosotros hoy hemos seleccionado dos vestidos de nuestra última colección. Son dos propuestas opuestas, muy diferentes.

La primera es un vestido en crepe de seda en gris plomo muy limpio de cortes, con manga larga, que posa ligeramente en el suelo por detrás, sin llegar a conformar una auténtica cola. Así, sin más, con peineta y mantilla, los pendientes, el bolso y quizá un abanico, podemos hacer una madrina tradicional, muy estilizada y sobria. En esta ocasión teníamos ganas de aplicarle algún tipo de trabajo artesanal y realizamos unas tiras bordadas en relieve por Esma Halima. Formamos un conjunto floral tridimensional que también se aplicó en los puños. Con este adorno el vestido queda más rematado si no se lleva mantilla, e incluso elimina la necesidad de tocado si la boda es de tarde.

 

 

La segunda opción es más atrevida por el estampado y el color. Las madrinas jóvenes buscan aportar un toque de frescura a los trajes de ceremonia, y en este caso nos pareció divertido evocar lejanamente a los quimonos con aberturas laterales en la falda, gran cinturón artesanal en rafias de diferentes texturas, como el que nos hizo Virginia Balseiro, y unas anchas mangas que en realidad se unen por detrás como si de una capa corta se tratase, aportando movimiento y ligereza. ¿Qué tocado le podríamos poner? Depende de la señora, pero un par de varas cruzadas, bien largas podrían ser una buena idea.

 


 

Más vestidos de novia en Nuestras Novias en y  carmenhalffter.com

About the author:
Has 110 Articles

Deja un comentario

RELATED ARTICLES
Suscríbite al Blog vía Email

Escribe tu dirección de mail para suscribirte a nuestro blog.

Contacto

C/ Ruiz de Alarcón, 14 1º derecha
28014 - Madrid
novias@carmenhalffter.com
+34 915 768 364

Back to Top